Día 4: Ese día nos levantamos tempranito ya que debíamos dejar el departamento en Bariloche en condiciones de entrega. A las 12:15 teníamos el micro para ir al Bolsón (como ya conté en otra ocasión, tratándose de Bariloche es fácil. Nuevamente nos tomamos el colectivo 20, pero en este caso el que vuelve del Llao Llao hasta la terminal.)


Aclaración: En el Centro Cívico, en la casa de turismo te dan una grilla con los horarios y los destinos de todos los colectivos interurbanos. Estos a diferencia de los colectivos de Bs. As, son súper puntuales, lo cual se debe tener en cuenta a la hora de planear un viaje o una excursión.


Dicho esto llegamos al Bolsón. El viaje fue corto, la vista muy linda ( aunque me dormí un poquito), a diferencia de otros lugares, el Bolsón, me “decepcionó” a primera vista. Digamos que el primer sentimiento que me surgió fue desilusión. Yo me imaginaba un lugar más pintoresco, más cuidado… pero no. Al llegar me encontré con una plaza en construcción, una feria que no se podía apreciar ya que estaba toda amontonada y mugre en varios lugares.

De cualquier forma, algo que me enseñó la vida, es que las apariencias engañan  y a su vez hay que darles segundas oportunidades a la vida y sobre todo a los lugares que uno visita. Por lo cual ese día después de acomodarnos en el hostel , decidimos irnos a conocer los alrededores, caminamos por la feria, averiguamos lo de los refugios , y finalmente cómo hacia mucho calor , partimos a Lago Puelo. ( Adivinen; también nos llevaba un colectivo, que salía  en diagonal a el supermercado la anónima)


Dato que nunca esta de más; el Hostel se llama Pehuenia. era un lugar familiar, cómodo, en precio y con unos dueños espectaculares. Nosotros conseguimos un cuarto pequeño pero para dos. Sino había cuartos compartidos. El baño siempre se compartía.


Ahora sí, Lago Puelo es un lugar parecido a los Sims. Me pareció salvando al lago en sí mismo, un country abierto, la verdad muy lindo, perfecto por donde lo mires. A mi criterio aburrido. Pero no es un dato menor que por ahí podes ir a los Alerces, en vez de bajar a Esquel.  Allí simplemente hicimos playa, con mate incluido, recorrimos y descansamos. Ese día cenamos unos sándwiches ya que no queríamos gastar mucho, porque sabíamos que el tema de los refugios nos iba a doler un poquito.

Día 5: Emprendimos el viaje a los refugios y allí nos quedamos una noche . El Refugio elegido fue el Retamal.

A primera hora de la mañana nos tomamos un colectivo que nos llevaba a Warton, una vez allí nos terminamos de registrar en la oficina de montaña, ( el primer registro lo realizamos en la oficina del centro) . A eso de las 9 am. aproximadamente comenzamos a caminar…

Fueron 4 horas de caminata ( parando en el medio a comer algo), para llegar al refugio;  pero la verdad valió la pena.

 



APARTADO DEL REFUGIO.

Caminata ida: No voy a negar que para una persona como yo sin entrenamiento fue un camino duro ya que había,  muchas subidas y pocas bajadas, pero la verdad es súper posible de realizar. Nosotros, como solo nos quedábamos un día llevamos una mochila pequeña cada uno con lo justo y necesario, pero había muchas personas que subían con su mochila y carpa, ( lo hacían más lento pero también lo lograban) .

Al caminar uno se interna en los bosques , de repente te sentís un ser disminuto entre tanta naturaleza. En esos momentos es cuando valoras lo hermoso que es nuestro país y la madre tierra por regalarnos todo esa inmensidad.

El primer Refugio que te encontras subiendo por Warton ( ya qué hay otras formas de subir a refugios) , es la playita. Hermoso lugar pero, me costo 70 pesos una seven up chiquita. El Segundo Refugio es  el cajón azul, el cual se encontraba cerrado en esta temporada; pero la vista y el camino era mágico. El tercer Refugio y último para nuestro camino el Retamal.

Refugio el Retamal: llegamos aproximadamente al medio día; agotados después de los últimos 300 metros que eran muy duros. Allí lo primero que hicimos fue anotarnos para dormir adentro del Refugio , ya que nosotros no habíamos llevado carpa. ( La noche en el Refugio sale 350 pesos por persona, enero 2017), luego nos tiramos en ese hermoso pasto a descansar , tomar mate, dormir una siesta y simplemente despejar la mente. Ya para la noche, encargamos para comer; un sándwich de bondiola $190 y un plato fuerte $250 (guiso de lentejas) y para beber una cerveza artesanal $150 (bastante rica). 


Atención: El lugar es rústico o dormís en carpa o dormís en los refugios, que básicamente son colchones. En el caso de dormir en refugio , no te dejan entrar hasta las 20 hs. recién ahí podes acomodarte, mientras tanto solo podes estar afuera o sentado adentro, lugar muy lindo y acogedor pero bastante pequeño. Otra cuestión importante, es que los baños son rústicos, es decir son pozos en la tierra , desinfectados armados en perfecta condiciones, pero si sos impresionable es un dato que siempre hay que saber. 


 

Día 6:  A las 8 am. nos levantamos así desayunábamos tranquilos y comenzábamos a bajar ya que el colectivo que pasaba por Warton para llevarnos al Bolsón llegaba justo después del medio día. Pagamos las cuentas del refugio y compramos ya que esta para desayunar un pan casero con mermelada y manteca, como el agua era gratis, nos hicimos unos ricos mates, mientras observábamos por ultima vez ese hermoso paisaje.  

La vuelta no fue tan dura , la hicimos en la mitad del tiempo, pero eso si cuando llegamos al Bolsón mi cuerpo no daba más. Nunca sentí esa sensación de cansancio profundo ( algo parecido a cuando subí y baje Machu Pichu). Básicamente ese día nos bañamos, dormimos y finalmente fuimos a cenar afuera. El lugar que nos recomendaron A-gusto.


Restaurante: A-gusto era el nombre del lugar donde cenamos. La verdad 100 puntos la atención y 200 puntos la comida. Los platos elegidos fueron :

  • Dos empanadas de entrada.
  • Vacío al horno de barro con papas. (1000 puntos)
  • Flan de postre ( pero había postres del sur muy buenos pero yo no soy fun de los frutos rojos)

El gato total 600 pesos aproximadamente.

Día 7: Camino a Villa la Angostura y San Martín de Los Andes.

Continuara…